Cirugía de la Obesidad

COMPARTIR

Preguntas Frecuentes

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre la cirugía de la obesidad y sus respuestas:

Debe ser discutida específicamente con su cirujano. Pros y contras. Riesgos. Formas de llevarla a cabo, etc. Cada tipo de obeso puede precisar una distinta en función de su IMC y hábitos dietéticos. Por lo general las más recomendadas son la gastrectomía vertical tubular o en manga, el by-pass gástrico y la derivación bilio-pancreática todas ellas por vía laparoscópica.

Las operaciones simples y restrictivas de estómago reduciendo la cantidad de comida que se puede ingerir, porque el estómago es más pequeño y se llena enseguida. Al comer menos se pierde peso. Las técnicas malabsortivas tienen además un componente de déficit en la absorción de nutrientes, principalmente grasas.

Toda cirugía tiene riesgo y la cirugía bariátrica no es una excepción. Sin embargo, tanto la técnica, como la tecnología y la experiencia del cirujano hacen que los resultados hayn mejorado y las complicaciones sean menos. A ello debemos añadir un abordaje mucho menos agresivo como es el laparoscópico. Consideramos que la cirugía abierta en el obeso mórbido está justificada en pocas excepciones. De cualquier forma los riesgos de la operación son mucho menores que los de la enfermedad de obesidad sin tratar. Cada cirujano debe explicar los riesgos de cada operación que realice.

Normalmente entre tres y cinco días, dependiendo en lo rápido de tu recuperación. Lo importante será el éxito a largo plazo.

Depende de cada individuo y la técnica utilizada. Va desde 1 hora hasta 5 horas.

Las grapas son permanentes. Las anillas se pueden retirar si fuera necesario. Todas las operaciones son reversibles, pero en principio todas las operaciones son para toda la vida porque si se deshace la operación el paciente vuelve a ganar peso inmediatamente. Quizas el By-pass gástrico sea el mas complejo de reconvertir a otra técnica o a la normalidad.

Entre 2 y 6 semanas. Pero no podrás levantar pesos para evitar hernias.

La dieta después de la cirugía es forzada. Es decir no podrás comer ciertos alimentos a no ser que cambies tus hábitos alimenticios al tener que masticar muy bien y comer lentamente. En las operaciones mixtas las restricciones dietéticas son mínimas.

Inicialmente unos 50 cc. por comida. Con el tiempo, en menos de 1 mes, se aumenta hasta 150-250 c/c. Debes comer de tres a cinco veces al día e hidratarte bien. Si el paciente ingiere de forma semejante a como lo hacía, en el postoperatorio inmediato se puede provocar una dehiscencia de la sutura o grapas que ponga en peligro la vida del paciente y obligue a su reintervención.

Se te dará un programa dietético para cubrir tus necesidades de nutrición y vitaminas u otros aportes en función de la cirugía practicada.

Depende de cada persona y del tipo de operación. El primer mes se suelen perder unos 10 Kg, posteriormente lo mas frecuente es perder 5 – 7 Kg. cada mes al principio para luego ir rebajando hasta estabilizarse el peso a los 12-18 meses.

Depende del individuo y la técnica utilizada. Se considera un éxito si se pierde entre el 60-80% del sobrepeso. La mayoría de las intervenciones lo superan. En algunas intervenciones algunos pacientes recuperan parte del peso perdido, lo cual suele ocurrir a partir de los 5 años. Ninguna intervención da un éxito del 100% a todos los pacientes.

Porque el obeso severo, que ha probado todo tipo de dietas y fracasado, que tiene una enfermedad «grave», que tiene otros problemas médicos graves (hipertensión, diabetes, artritis, enfermedad cardiaca, etc.) necesita perder peso y la cirugía es el más efectivo.

SÍ. La cirugía da un medio mecánico para controlar lo que comes y tu peso, pero no estás curado de tu enfermedad. Por lo que se necesita tu cooperación y ajustar tu estilo de vida.

Si te lo propones SÍ. En algunas operaciones más que en otras. Se sabe que los obesos golosos que toman halados, nata líquida y batidos o los picoteadotes vuelven a ganar su peso. La cirugía solo es el comienzo.

Al principio si insistes en comer vas a vomitar. Si comes continuamente vas a hacer que el estómago se ensanche y volverías a ganar peso. Las técnicas mas agresivas como son la derivación bilio-pancreática y el cruce duodenal mantienen mas tiempo la pérdida de peso.

No necesariamente si sigues las instrucciones. En las operaciones con anilla si intentas comer sólidos sin masticar puede traerte problemas. En las operaciones sin anilla los pacientes toleran mejor la ingesta y no sufren vómitos.

Cuando llegas al peso equilibrado, que de antemano no se puede predecir, el organismo se reajusta a la nueva ingesta y se mantiene el peso. La pérdida de peso es de grasa pero no de las partes nobles del organismo (músculos, órganos vitales como hígado, riñón, corazón)

Las operaciones de obesidad son permanentes. Todas se pueden deshacer. Algunos pacientes necesitan reoperaciones si al comer continuamente «rompen» la línea de grapas o hacen que su estómago se haga grande otra vez.

Es difícil predecir en qué pacientes les ocurrirá mas pero generalmente si. Depende del peso perdido, de la elasticidad de la piel y en las mujeres si han tenido varios hijos.

¡Ojalá!. Significa que la operación fue un éxito. Para mejorar los resultados estéticos y el contorno corporal se hacen operaciones para quitar los «colgajos» en abdomen, muslos, brazos, mamas. Todo ello es signo de que la intervención funcionó muy bien. El cirujano que te ha operado es el que mejor te puede indicar que será necesario, el te puede corregir tus problemas abdominales, de piel y mamas.