Cirugía Obesidad: ¿Son todas las operaciones iguales?

El público en general piensa que solo hay una intervención para la obesidad, y que tendrá el mismo efecto en cada individuo. Lo cierto es que hoy se realizan al menos 5 intervenciones diferentes con al menos 15 variantes, que se hacen de diferente forma y con diferentes fines.

Actualmente toda la Cirugía de la Obesidad está indicado hacerlo por laparoscopia, salvo en pacientes previamente multioperados.

Operaciones sencillas:

Son aquellas que se realizan solo en el estómago sin llegar a tocar para nada el intestino. Son las operaciones de anillas y las gastroplastias, ya abandonadas.

  • LA ANILLA AJUSTABLE
  • LA GASTROPLASTIA VERTICAL ANILLADA

Operaciones complicadas:

Son aquellas en las que se realiza una cirugía en todo el estómago como la gastrectomía tubular o en las que además de operar en el estómago (grapándolo ó dividiéndolo) se añaden empalmes con el intestino. Son el By-pass gástrico y las derivaciones bilio-pancreáticas.

  • BYPASS GÁSTRICO EN Y DE ROUX
  • VARIACIONES BYPASS GASTRICO
  • DERIVACIÓN BILIO-PANCREÁTICA
  • CRUCE DUODENAL
  • GASTRECTOMÍA TUBULAR LAPAROSCÓPICA
Ténicas Cirugía

Resultados de las cirugías de la obesidad

Las pérdidas de peso máximas se consiguen antes de los 12 meses con todas las intervenciones. Cada intervención y autor da cifras diferentes en pérdidas de peso. Con el bypass gástrico hay ya grupos de pacientes seguidos 10 años con pérdidas sostenidas de más del 50% de sobrepeso en el 96%.

No solamente se pierde peso sino que se mejoran las co-morbilidades como la diabetes, el síndrome de apnea relacionado con la obesidad, la hipertensión y las anormalidades de colesterol y triglicéridos elevados. También mejora la función cardiaca y el tamaño de la pared de cardiaca.

Otros beneficios importantísimos son la mejora de la movilidad y la resistencia en general. Mejora la autoestima, el humor, las relaciones interpersonales, la capacidad de trabajar y de encontrar trabajo. El cambio que tiene el individuo de su imagen corporal le permite explorar actividades sociales, vocacionales y de relación personal. Hay mejoría importante en las relaciones de pareja pero solo si eran buenas con anterioridad.

Las técnicas quirúrgicas han mejorado en seguridad y en la integridad de la operación. La incidencia de la “separación de grapas” que provocan fístulas, ha disminuido al hacer con grapadoras tres líneas de grapas de titanio. Y por ello las reoperaciones por fallo de la técnica son menos frecuentes. Si bien hemos de tener en cuenta los factores que influyen en la cicatrización del paciente y por tanto en que las zonas de corte sellen.

Los efectos en la salud a corto y a largo plazo son extraordinarios. Se cura la diabetes del adulto, se mejora o cura la hipertensión, desaparece la apnea del sueño, muchas pacientes estériles se quedan embarazadas, la incontinencia de orina se corrige, se mejoran los dolores articulares, etc., etc.

técnicas

Dietas

Las operaciones restrictivas gástricas necesitan educación, motivación y cooperación del paciente para mantener una adecuada ingesta de proteínas, calorías, minerales y vitaminas. A los 3 meses hay un moderado déficit de proteínas que desaparece a los 18 meses, cuando ya se ha establecido el peso definitivo.

Las dietas dependen del tipo de operación. Las operaciones con anillas obligan de por vida a hacer comidas restrictivas en la calidad de lo que comen (carne, pan, arroz seco, etc.). Las operaciones mixtas, como no llevan anilla, la calidad de vida y de las dietas que pueden comer son mejores. El bypass gástrico está entre los dos extremos.

Todas las operaciones restrictivas puras, obligan al paciente a masticar muy bien y muy lentamente si no quieren tener vómitos. En los 3 primeros meses si vomitan mucho pueden sufrir déficit nutricionales en general leves.

En las operaciones de bypass y las mixtas hay que estar atentos a que los pacientes no desarrollen déficit de hierro, anemia, Vitamina B12, calcio y vitaminas liposolubles. Por ello es deseable hacer un seguimiento analítico continuo para que si se detectan déficit reponerlos. Las técnicas mal-absortivas tienen también como efecto secundario el mal olor de las heces.

Embarazo

Muchas mujeres que se intervienen están en edad de quedar embarazadas. En general se recomienda que utilicen anticonceptivos seguros durante la pérdida de peso rápida. La desnutrición de la madre podría ser grave para el feto. Esto es importante para que lo sepan aquellas mujeres que por su obesidad no se quedaban embarazadas y con la pérdida de peso mejora su fertilidad.

La mejor regla es no quedarse embarazada durante la pérdida importante de peso en los primeros 12 meses. Las operaciones mixtas al hacer perder más peso requieran más controles. En todas las intervenciones con grandes pérdidas de peso se han publicado embarazos normales, pero con controles del cirujano y ginecólogo.

¿Cúales son los resultados esperables de una operación?

La cirugía bariátrica es una cirugía funcional, y la misma intervención no tiene los mismos efectos con respecto a las pérdidas de peso, en todos los individuos. Los resultados se miden con respecto al Sobrepeso, es decir la diferencia entre el peso real y lo que sería su peso ideal. Una operación ideal en resultados seria la que:

  • Que el peso perdido sea al menos el 50% del sobrepeso. Ej. Si pesaba 130 Kg. y el peso ideal es 70 Kg., el sobrepeso serían 60 Kg. y una pérdida de peso aceptable sería el perder al menos 30 Kg. y quedarse con menos de100 Kg.
  • Que las pérdidas de sobrepeso se mantengan más allá de 5-7 años.
  • Que la operación beneficie al menos al 75% de los pacientes operados. Es casi imposible que en una cirugía “funcional”, como es la de la obesidad, obtener un resultado en el que el 100% de los pacientes hayan perdido el 50% del sobrepeso.
  • Que la operación ofrezca una buena calidad de vida y de ingesta, con pocos efectos secundarios (nauseas, vómitos, diarreas, anemia, déficits vitamínicos y de proteínas, etc.).
  • Que las reoperaciones necesarias relacionadas con la técnica sean inferiores al 2% al año.
  • Que con un seguimiento adecuado no haya complicaciones a largo plazo.
  • Que tenga bajo riesgo. Una mortalidad operatoria inferior al 1%, y un riesgo de complicaciones inferior al 10%.

Recomendaciones

El paciente debe consultar a un cirujano bariátrico (de la obesidad) por primera vez y recibir una evaluación e información suficiente para hacer una elección razonable. Debe ser un especialista en Cirugía General, que son los que tratan el aparato digestivo, órganos endocrinos, mama y cirugía de abdomen y de partes blandas.

A pesar de que el tratamiento con dietas, medicinas, psicólogos y ejercicio suelen fracasar, es una práctica aceptable que el paciente haya probado estos métodos no operatorios para ver si tiene éxito con ellos, antes de entrar en un programa para operarse de obesidad.

La decisión en qué tipo de operación depende en que esperanzas tiene de las diferentes técnicas, la necesidad o no de la operación, y las opciones que del cirujano en su caso conociendo la seguridad, eficacia, ventajas e inconvenientes de cada operación. El paciente necesita control médico durante la fase de rápida de pérdida de peso, y también una vigilancia de por vida después de la operación, y esto deben entenderlo el paciente y sus familiares.

La operación debe realizarla un cirujano experto en los procedimientos de esta cirugía y con soporte hospitalario de UCI.