Cirugía Mama: Mamoplastia horizontal

Sin duda alguna la mamoplastia horizontal constituye la técnica ideal para la iniciación del cirujano general en las técnicas oncoplásticas porque se trata de un procedimiento accesible desde el punto de vista técnico, sencillo en su planificación, bajo índice de complicaciones y un moderado impacto en la imagen corporal de la mujer. A estas ventajas debemos añadir otras de índole asistencial como son el elevado número de mujeres que pueden beneficiarse de esta técnica ya que las dos terceras partes de los tumores asentarán en el polo superior mamario, principal indicación de este procedimiento quirúrgico. Además, la sencillez técnica en su ejecución, similar a una cuadrantectomía, no incrementa significativamente la duración de la intervención quirúrgica lo que permite una ocupación y programación del quirófano similar a las técnicas radicales (mastectomías).

horizontalhorizontal bhorizontal chorizontal d

Por otra parte, esta sencillez técnica y la baja incidencia de complicaciones harán posible el manejo ambulatorio o en corta estancia de la enferma, especialmente cuando se asocia una biopsia de ganglio centinela axilar. Finalmente, existe una ventaja añadida cuando se utiliza únicamente en la mama enferma con el fin de evitar deformidades locales en aquellas mujeres que requieren un manejo conservador y en quienes no se planifique una simetrización contralateral, bien por exigencia de la mujer o bien por contraindicación médica. A este grupo pertenecen muchas mujeres ancianas a quienes, por un lado, el tamaño tumoral impide realizar una técnica conservadora convencional sin deformidades y, por otro, su patología de base desaconseja la realización de una mastectomía o una simetrización contralateral.

Indicaciones para la Mamoplastia horizontal

El objetivo de la mamoplastia horizontal es la prevención de deformidades en el polo superior de la mama, especialmente aquellas que se producen en la línea media mamaria en la proximidad del CAP. Asimismo, es una técnica eficaz en la prevención de deformidades por retracción del CAP en tumores situados en su vecindad.

horizontal ehorizontal f

Desde el punto de vista de la localización del tumor, la mamoplastia horizontal es una técnica adecuada para aquellas neoplasias del polo superior en un abanico que va desde las cuatro a las ocho horas. Esta indicación es tanto más precisa cuanto más cerca se encuentre la tumoración del CAP, de tal forma que cuanto más periférico se sitúe menos posibilidad de éxito habrá en al aplicación de este patrón. Así, los tumores próximos al esternón serán subsidiarios de una mamoplastia de rotación inferior, los situados próximos a la axila de una mamoplastia lateral y en los cercanos a la clavícula habrá que valorar la indicación de un colgajo de dorsal o una mamoplastia de rotación superior. No obstante pueden existir tumores localizados en la proximidad del patrón, pero fuera del mismo, que sean subsidiarios de esta técnica mediante su extirpación subcutánea (tunelización) y la obturación del defecto mediante un colgajo dermoglandular. Una localización especial son los tumores situados a las cuatro y ocho horas en los que tienen su indicación el patrón horizontal con extensión a polo inferior a fin de mantener la misma altura del CAP.

Finalmente, el patrón de mamoplastia horizontal puede ser utilizado como cirugía de rescate en intervenciones previas del polo superior en las que se debe intentar englobar, si es posible, la herida y lecho quirúrgico previo con el fin de evitar las deformidades típicas de una re-tumorectomía y mantener un criterio oncológico en su extirpación.