Cirugía Mama: Mamoplastia de aumento

Aumento de mamas. Mamoplastia de aumento

El aumento de mamas o mamoplastia es uno de los procedimientos más solicitados por las mujeres en España.

La edad de las mujeres que optan por la cirugía estética para el aumento de las mamas va desde los 18 años hasta los 60 años.

Y son varias las razones personales, por lo que las mujeres se deciden por el aumento de pechos o mamoplastia de aumento para mejorar su figura.
A menudo, después del embarazo o la lactancia, el envejecimiento y la pérdida de peso, el volumen y forma de los pechos pueden cambiar, esto puede ser una de las causas que puede llevar a la mujer a buscar una mamoplastia.

Otras de las causas por lo que las mujeres buscan un aumento de pechos, es por que piensan que sus pechos son demasiados pequeños o que uno es más grande que el otro.

Gracias a las mejoras técnicas que permiten nuevos desarrollos en implantes mamarios, el aumento de pecho se ha convertido en la segunda intervención quirúrgica con fines estéticos más practicada en Europa y en América.

Aumento de Pecho

Una mamoplastia de aumento es una intervención relativamente sencilla. Si bien hemos de tener en cuenta que las mamas antes de la cirugía no son simétricas, por lo que en ocasiones la asimetría se puede acentuar al aumentar el volumen mamario. Se trata, por tanto, de aumentar de la mama empleando implantes que pueden ser de distintas características y formas, y que son introducidos a través de unas incisiones de 4 a 5 cm. Cuando el implante ya está insertado se procede a realizar una sutura intradérmica a fines de disimular lo más posible las cicatrices visibles.

Que según el tipo de prótesis y las necesidades del paciente se introducen por:

  • La areola.
  • El surco submamario.
  • La axila.

Pudiendose colocar en 2 planos diferentes:

  • Subglandular (detrás de la glándula mamaria y por delante del músculo pectoral).
  • Submuscular (detrás del músculo pectoral mayor).

Es una cirugía que se realiza normalmente bajo anestesia general y requiere habitualmente un día de ingreso hospitalario.